Web de Can Parellada

Test de Campbell para elegir un buen cachorro

Una vez hecha la elección de la raza, los pasos para elegir un buen cachorro deben ser guiados por un experto, es decir que buscaremos un criador especialista de la misma para que nos asesore al respecto.

Ahora bien, si somos nosotros mismos los que queremos ejecutar dicha elección deberemos tener en cuenta una serie de conceptos que vienen muy bien reflejados en el test de Campbell.

Con este test se pretende observar las reacciones del cachorro ante unos determinados estímulos externos, teniendo como finalidad medir su capacidad para soportar una dominancia física y social.

PREMISAS PARA EL TEST

Para realizar el test de Campbell es importante seguir estas premisas:

• Sólo una persona examinará al cachorro indiferentemente de que lo conozca o no.

• La edad del animal debe situarse entre las siete u ocho
semanas.

• Se le examinará de forma individual y aislada.

• El lugar donde se realice el test debe ser tranquilo para que el cachorro no se distraiga.

• Los tests se harán de forma espontánea.

 

Atracción social

Colocar el cachorro en el centro de la habitación y, en silencio, alejarse unos pasos en sentido opuesto al lugar de entrada. Arrodillarse y tocar las palmas para llamar su atención.

A: Viene enseguida dando saltitos con
el rabo levantado.

B: Viene con dificultad, con la cola alta.

C: Viene con dificultad con la cola baja.

D: Viene titubeante.

E: No viene.

Seguir a la persona

De pie y el cachorro a nuestro lado, comenzar a caminar asegurándonos que el cachorro se da cuenta.

A: Sigue sin dificultad, cola arriba y
mordisqueando los pies.

B: Sigue sin dificultad, cola arriba.

C: Sigue fácilmente, cola abajo.

D: Sigue titubeante, cola abajo.

E: No sigue.

 

 

 

Obligación

Colocar al cachorro sobre el suelo boca arriba y mantenerlo durante 30 segundos apoyando las manos sobre su pecho.

A: Lucha vigorosamente, se debate y
muerde.

B: Lucha vigorosamente.

C: Se debate y se queda quieto.

D: Se queda quieto.

E: No se mueve, lame las manos.

Dominación social

Arrodillado al lado del cachorro, golpearle suavemente en la parte superior del cráneo, bajar la mano por la línea dorsal y subir la mano a contrapelo por la misma zona durante 30 segundos.

A: Salta, da patadas, muerde, gruñe.

B: Salta, da patadas.

C: Se retuerce, lame las manos.

D: Se da la vuelta y lame las manos.

E: Se aleja y no vuelve.

Dignidad

Colocar las manos entrecruzadas bajo el tórax del cachorro y levantarle de forma que sus patas no toquen el suelo, mantenerlo en esta posición durante 30 segundos.

A: Se debate, muerde y gruñe.

B: Se debate mucho.

C: Se debate y se calma.

D: Se calma y lame las manos.

E: No se mueve y lame las manos.


VALORACIÓN DEL TEST

• Dominante agresivo: dos «A» con alguna «B».

Habrá que tratarlo de forma que sepa quién manda sin que ello suponga aumentar su agresividad.

• Dominante: tres o más «B».

Si se le consiente se volverá insoportable. Hay que educarlo con firmeza.

• Equilibrado: tres o más «C».

Es el carácter ideal.

• Sumiso: dos o más «D» con alguna «E».

También es sensible. Hay que tratarlo con cuidado, no soporta el castigo.

• Independiente: dos o más «E».

Difícil de educar, suele ser muy cabezón y hace constantemente lo que quiere.

 

Página Principal